Me gusta

Segunda parte de la Privatización de Aena

PDFImprimirCorreo electrónico

Logísticaytransporte.es, 7 de noviembre de 2016. El Gobierno ha filtrado que está valorando la posibilidad de vender un 10% de Aena, gestor de los aeropuertos españoles que privatizó en febrero de 2015, para no tener que subir los impuestos como sucedió en 2011. Vender un 10% supondría que el Estado perdería la mayoría en la sociedad lo que le hará privada.

En aquella Oferta Pública de Venta (OPV), el Estado privatizó el 49% del capital de la compañía, que está presidida por José Manuel Vargas. Las acciones salieron a Bolsa a 58 euros por acción, por lo que el Gobierno obtuvo 4.200 millones de euros, que sirvieron para corregir parte de los desajustes de los Presupuestos Generales del Estado.

La privatización contemplaba la colocación de hasta un 60% pero el temor a una reacción política, impidió ese paso, que se había anunciado previamente por Ana Pastor entonces ministra de Fomento.

En un rápido cambio de posición entonces se dejó la OPV en el 49%, pero ahora se pretende dar el paso que no se dio haciéndola pública aunque manteniendo una participación importante.

Ahora el Gobierno baraja vender otro 10% de Aena, que le reportaría unos ingresos próximos a los 1.900 millones de euros. Esos cerca de 1.900 millones cubrirían algo más de un tercio del ajuste que exige la Comisión Europea a España para reducir el déficit de cara a la presentación de los próximos Presupuestos Generales del Estado, según han filtrado diversas fuentes.

El problema es que no se habla de que supondría la teórica perdida de control del Estado sobre la compañía y que vender un 10%, es vender una participación de control lo que en bolsa se valora por encima del valor actual de la cotización, por conllevar una prima de control. 

Ya hubo controversia en su día por que se pretendió vender en 38 euros la acción a Corporación Financiera Alba (Banca March) y a Ferrovial pero la puja del fondo inglés TCI de Chris Hahn y la presión de Luis de Guindos desbarató los planes de Pastor que se vio forzada a subir el precio de salida a 58 euros la acción. El mercado confirmó lo escaso de la valoración porque la acción subió rápidamente y hoy está a 130 euros.

Ahora nada más saberse que habrá gobierno, se filtra esta noticia como globo sonda, sin mencionar las consecuencias, de la perdida de control por el Estado, de una compañía clave dentro de nuestro mayor sector económico que es el turismo.

La justificación en la obtención de 1.900 millones de euros para no subir los impuestos es pobre ya que Aena gana al año unos 1.000 de euros, de los que la mitad corresponden al Estado, y esos 1.900 millones poco harán para enjugar el déficit de las pensiones que será de 19.000 millones en 2017

Privatización de Aena, segundo acto.

Última actualización el Martes 15 de Noviembre de 2016 21:17