Me gusta

Nota de Prensa

PDFImprimirCorreo electrónico

Desde el año 2008 la plantilla del Aeropuerto Madrid/Barajas (Aena S.A y ENAIRE) viene sufriendo una sangría que ha supuesto la pérdida de más de un 25% de la plantilla original tras la ampliación de la Terminal 4. Esta importante reducción se debe a la aplicación de las desvinculaciones voluntarias, a la inexistencia de una tasa de reposición durante los gobiernos del PSOE/PP, y a la amortización de puestos de trabajo ocupados por trabajadores temporales.

La plantilla de Aena S.A y de ENAIRE prestan servicios relacionados con la seguridad operacional como servicio de extinción de incendios, servicio médico, mantenimiento del campo de vuelo y ayudas a la navegación, mantenimiento de edificios, operaciones, pista y plataforma y todas las categorías relacionadas con la aplicación del plan de emergencia como atención a pasajeros y clientes, etc.

La pérdida de plantilla resulta especialmente llamativa frente a los espectaculares resultados económicos obtenidos por la empresa que presta un servicio público parcialmente privatizado. Aena ganó 29,2 millones de euros en el primer trimestre del año, un 140 % más que en el mismo periodo de 2015, gracias al crecimiento del tráfico y la reducción de los gastos financieros.

Por otro lado ENAIRE, citando datos de la propia empresa, está también  experimentando cifras positivas superiores al 5% en cuanto a incrementos del número de vuelos, nacionales e internacionales en comparación con ejercicios anteriores.

En concreto, el aeropuerto Madrid-Barajas con 30.497 operaciones, alcanza datos de niveles de actividad similares a los del año 2008 con casi 11 millones de pasajeros en lo que va de año y más de 3,9 millones de viajeros en el mes de marzo, suponen incrementos de 11,9% y 9% respectivamente.

Sin embargo con estos resultados ahora la plantilla ha descendido en más de un 25%.

El Comité de Empresa ve con preocupación que el interés de los gestores de Aena S.A y ENAIRE quienes se centran más en elevar el valor de acción en el IBEX35 que en prestar un servicio público con los máximos niveles de calidad y seguridad. La acción de AENA se vendió en febrero de 2015 a 57 euros la acción y hoy cotiza a 128 euros. Los datos económicos arrojan dividendos astronómicos. Mientras, sucesos como el último que ha transcendido, el ocurrido en el tren que une la Terminal 4 con la Terminal Satélite demuestran una escasez de personal preocupante.

Las plantillas de un aeropuerto como es Madrid/Barajas debe ser acorde a las necesidades y requerimientos de su actividad, por lo que se ha vuelto a trasladar a la dirección que ya es hora de comenzar a recuperar el empleo en los niveles que la propia empresa marcó como adecuados en el pasado.

Última actualización el Lunes 23 de Mayo de 2016 13:09