Me gusta

Plan de Invierno y deshielo de aeronaves

PDFImprimirCorreo electrónico

Desde el pasado 1 de noviembre se ha puesto en marcha en una veintena de aeropuertos de la red de Aena, el plan de actuación frente a contingencias invernales causadas por la nieve y el hielo, conocido como Plan de Nieve o Plan de Invierno.

El Plan de Invierno comprende las directrices establecidas para la evaluación, difusión de información, y limpieza, relativa al estado de la superficie de los pavimentos del campo de vuelo de los aeropuertos.

El periodo de aplicación del Plan de actuación tiene una vigencia aproximada desde el 1 de noviembre hasta el 1 de abril, dependiendo de lo que cada aeropuerto tenga publicado en el AIP-España, y en dicho plan se establecen los procedimientos a seguir ante éstas situaciones climatológicas adversas con el objetivo de minimizar su impacto en el tráfico aéreo. En este plan operacional participan tanto personal de Aena, (ATC, Bomberos, Operaciones y Señaleros), como personal de agentes handling y compañías aéreas.

Durante la temporada de invierno los trabajos se centran en el seguimiento de las condiciones meteorológicas y el chequeo del estado del pavimento en pistas, calles de rodaje y plataforma. Por otra parte, se confirma la disponibilidad de equipos y material fundente, y se realizan mediciones periódicas del coeficiente de rozamiento de las pistas de vuelo por parte de los Técnicos de Operaciones en el Área de Movimiento (TOAM), a requerimiento tanto de tripulaciones, como de TWR, o como de la propia Dirección del aeropuerto.

Las oficinas de Meteorología de Aeropuerto, (OMA), con los Avisos de Aeródromo recibidos a través de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), comunicarán las posibles condiciones adversas a los Centros de Operaciones, a la vez que estos alertarán a los estamentos y equipos implicados. Si las pistas y la plataforma están húmedas y aún no ha helado se esparce urea como anticongelante, de forma que previene la formación de hielo. Si ya se ha producido hielo o nieve, la urea se emplea como descongelante para su eliminación, para seguidamente proceder a la limpieza de las zonas afectadas.

En el caso de que las pistas, calles de rodaje o plataforma, estén cubiertas por nieve, éstas se limpian con vehículos quitanieves, y esparcidores de fundente sólido, generalmente urea, o bien fundente líquido, evitando utilizar sal por su alto poder contaminante. A continuación los vehículos medidores de rozamiento, conducidos por el personal TOAM, comprobarán el coeficiente de rozamiento de las pistas para verificar que es el adecuado. Si el resultado es positivo se comunica a todos los implicados que el aeropuerto está operativo, y en caso negativo, la suspensión de las operaciones.

Toda la información relativa al estado de las pistas y la operatividad del aeropuerto, se transmite, tanto a nivel nacional como internacional, por medio de las oficinas del Servicio de Información Aeronáutica (AIO), integradas en los Centros de Operaciones, mediante la publicación de los pertinentes SNOWTAM, NOTAM (Aviso a Navegantes) relacionado con la incidencia de nieve y hielo en los aeropuertos.

Deshielo de aeronaves

Para garantizar que las aeronaves afectadas por hielo en su fuselaje, cola, planos o motores, puedan realizar la operación de despegue bajo los estándares de seguridad establecidos, las compañías aéreas recurren a la operación de deshielo. En los aeropuertos de Aena, se establece como época de deshielo desde el 1 de noviembre al 31 de marzo, aunque este periodo se podría ampliar si la situación persistiera, o bien si existiese un pronóstico meteorológico de descenso de las temperaturas por debajo de los 0°C.

La OMA vigilará las situaciones en que pueda producirse hielo, temperaturas próximas a 0°C o lluvia engelante. Cuando la AEMET emita un Aviso de Aeródromo con previsión de temperaturas por debajo de 0°C, la OMA lo comunicará al Centro de Operaciones que difundirá la información a los estamentos implicados y tomará las medidas previstas para mantener libres los stands asignados para su utilización como Zona de deshielo de aeronaves.

El servicio de deshielo lo proporcionan unos vehículos especiales a tal fin, equipados con unos depósitos dotados de una mezcla de agua caliente y glicol, que esparcirán por las partes afectadas de la  aeronave, que o bien tienen las compañías aéreas en propio, o bien los tienen contratados a través de un agente handling. Aunque también existe el procedimiento natural de remolcar una aeronave desde un stand en zona de umbría hacia una posición en donde le dé el Sol. Una medida efectiva y nada despreciable, utilizada en climas más estables y menos severos.

Para más información, AIP-España, AD 1.2-1, y AD 2, Datos del Aeródromo: Item 3, horario deshielo, Item 4, Instalaciones para deshielo e Item 7, aplicación Plan de Nieve.

Última actualización el Lunes 23 de Noviembre de 2015 18:57