Me gusta

Toxicidad y Cancer en Bomberos

PDFImprimirCorreo electrónico

Informe Técnico sobre el potencial Riesgo de Toxicidad y Cancer en los Bomberos a causa de los Gases de Escape de los Motores Diesel

Los motores diesel, en su escape, producen dióxido de nitrógeno (NO2) y un grupo especial de sustancias químicas de hidrógeno y carbono llamadas hidrocarburos policíclicos aromáticos (PAH).

El benzo pireno (benzol, básicamente) sustancia bien conocida de la que se conoce su toxicidad y su propiedad cancerígena.

El dióxido de nitrógeno (NO2) gas tóxico de color marrón, irritante en nariz, ojos y garganta en pequeñas concentraciones. Causante de enfermedades pulmonares en grandes concentraciones o exposiciones largas.

Los motores diesel expulsan de 30 a 100 veces más partículas de hollín que un motor de gasolina. Estas partículas contienen más de 1.000 sustancias químicas que se depositan en lo más profundo de los tejidos pulmonares. Muchas de estas partículas están compuestas principalmente por combinaciones de carbono e hidrógeno y se conocen como hidrocarburos policíclicos aromáticos (PAH).

Es, precisamente, el PAH, el que merece la atención de los bomberos y de los mandos del Servicio Salvamento y Extinción de Incendios (SSEI) hoy en día, ya que muchas de estas partículas, incluido el benzol son altamente cancerígenos.

El doctor Doug Asrerberry, médico, químico y toxicólogo en el hospital Northridge del Sur de California, confirma que el hollín de los motores diesel fríos es el que expulsa partículas de benzol grafito que, al ser respirado, se aloja en la profundidad de los tejidos pulmonares, causando daños al tejido y siendo un causante del inicio de cancer.

En el proceso de investigación por la International Association of Machinist and Aerospace Workers, Departamento de Salud y Seguridad de los Estados Unidos; el resultado de una combustión incompleta de combustible diesel, produjeron los gases y sólidos siguientes:

  • Monóxido de Carbono (CO)
  • Aldehído
  • Óxidos de Nitrógeno (monóxido y dióxido de nitrógeno)
  • Hidrocarburos gaseosos
  • Partículas de tamaño entre 0,01 y 0,08 micras
  • Dióxido de Azufre
  • Amoníaco, Cianuro de Hidrógeno, Sulfuro de Hidrógeno
  • Hidrocarburos absorbidos en partículas, por ejemplo el benzo pireno (benzol)

El benzol, monóxido de carbono y otros hidrocarburos aromáticos son unos venenos que se respiran y afectan a la capacidad de transporte de oxígeno de la sangre desplazándolo y agarrándose a la hemoglobina con una fuerza 100 veces superior al oxígeno, cerrando la puerta de la vida a la sangre y causando realmente la muerte celular por asfixia.

Las investigaciones llevadas a cabo por el Southwest Reseach Institute de San Antonio, Texas, y otros laboratorios, muestran que los componentes de los gases de escape de los motores diesel no sólo son tóxicos sino también mutagénicos y cancerígenos. Los gases contienen sólidos (hollín) y líquidos (aerosol). Estas partículas de hollín son invisibles, con tamaños menores de hasta 100 veces una micra y pasan de la sala de camiones a otras estancias del Parque de Bomberos: sala de estar, cocina, dormitorios, sala de alarmas, vestuarios, etc... Incluso después de haber desaparecido el olor, estas partículas carbonadas de benzo pireno (benzol) tienen el tamaño apropiado para introducirse, al respirar, hasta lo más profundo de los pulmones.

A estos hidrocarburos policíclicos aromáticos, de tamaño microscópico (PAH), se les ha sometido a un exaustivo examen por un equipo investigador que ha trabajado en el Southern Occupational Health Center de la Universidad de California, Escuela de Salud Pública de Los Ángeles, evaluó las situaciones de exposición en Parques de Bomberos típicos, con resultados de riesgo de cáncer de pulmón de 100 a 200 % a causa de respirar hollines que contienen PAH.

Qué se puede hacer para evitar la exposición a límites aceptables

  1. Aislar la sala de camiones de las demás estancias
  2. Crear una presión positiva en las demás estancias del Parque de Bomberos forzando una corriente de aire hacia fuera ( por ejemplo mediante grandes extractores en la sala de camiones)
  3. Tubos de vacío en la salida de escape de los camiones hasta la salida del Parque
  4. Mantener los motores adecuadamente a punto, con reglajes en invierno y verano
  5. Poner en marcha los estractores de humos antes que los vehículos
  6. Guardar los trajes de seguridad, equipo y vestuarios lejos del contacto directo con los gases de escape.

Antonio Merino Ortiz -
J.D. S.S.E.I. Aeropuerto PMI

* Datos facilitados por ITP An International Thomson Publishing Company | Prevención, protección y lucha contra el fuego- de una publicación de Gary Girod, Universidad del Estado de Oklahoma,USA.
Última actualización el Martes 14 de Mayo de 2013 10:53