Me gusta

Yellow Cab

PDFImprimirCorreo electrónico

Doce de la mañana en la sala de embarque de un aeropuerto. Dos pasajeros que esperan para embarcar, fuerzan una de las puertas remotas que dan acceso directo a la Plataforma y de manera rápida bajan las escaleras.

Inmediatamente desde la puerta de embarque, personal de la compañía aérea informa al Centro de Operaciones de lo ocurrido, para seguidamente éste último avisar a la Guardia Civil y a los Sígames de que hay dos intrusos en la Plataforma, facilitándoles la información más precisa posible sobre su ubicación.

Enseguida un Sígame localiza a los dos sujetos, a los que ve agitando airadamente los brazos para llamar su atención. El Sígame baja la ventanilla y oye como se dirigen hacia él al grito de: “Taxi, taxi”. No se lo puede creer, se acerca a ellos y uno, en un mal español, le dice que por favor les lleve a una dirección determinada.

Tal vez creyeron que estaban en Nueva York y confundieron a un “Yellow Car” con un “Yellow Cab”. Finalmente, con la llegada de la Guardia Civil, los dos personajes terminan arrestados en las dependencias de la Benemérita, con un alto grado de inconsciencia, y un evidente y elevado grado de alcoholemia.

Comentario al margen: “Que no le den ideas a Aena, que rápido cambia los equipos radio de los Sígames por un taxímetro”.

Última actualización el Martes 17 de Septiembre de 2013 12:38