Me gusta

Arcos de agua

PDFImprimirCorreo electrónico

Los arcos de agua al paso de una aeronave formados por las mangueras de los vehículos del Servicio de Salvamento y Extinción de Incendios (SSEI), son una antigua tradición en los aeropuertos como forma de saludo, tanto sea para una nueva compañía aérea, como para celebrar la presencia de alguna persona en especial que en ella viaja.

Normalmente los vehículos del SSEI esperan el paso de la aeronave a la salida de una de las calles de rodaje, formando dos vehículos, a derecha e izquierda de la misma, para desplegar sus chorros a su paso y entre los dos formar un gigantesco arco de agua, que rociará por completo a la aeronave. La operación se coordina entre TWR y el Centro de Operaciones, que es quién dará la información al SSEI sobre el tipo de avión, la compañía a la que pertenece, la matrícula, y otros datos relevantes.

Hoy se espera la llegada de un vuelo con una persona muy especial, jubilada recientemente, y el aeropuerto quiere darle una cálida y a la vez mojada bienvenida. Pero debido a una equivocación o a un error de cálculo, la aeronave pasa sin que se forme el arco y un par de minutos después, los chorros se disparan cuando otra aeronave pasa por el punto establecido, ante la sorpresa de la tripulación, que de forma inmediata le comunica a TWR, “Gracias por el detalle, la verdad es que el avión ya lo necesitaba” a lo que TWR le responde, “No hay de que, aunque si lo llego a saber, bajo mi coche que también lo necesita”.

En fin, una pena, el jubilado sin su arco de agua, la tripulación de la aeronave mojada por error contenta porque le habían limpiado el avión, el de TWR pensando que había sido una buena oportunidad para limpiar el coche y nosotros en el Centro de Operaciones, mirándonos entre sí, preguntándonos qué demonios había pasado.

Última actualización el Miércoles 05 de Septiembre de 2012 21:37